CoDenta en Facebook
CoDenta en Twitter
CoDenta en YouTube

Prótesis

La falta de uno o varios dientes se puede resolver recurriendo a las prótesis dentales. Estas pueden ser prótesis fija, prótesis removible (parcial o total) o prótesis sobre implantes. Un estudio particularizado permite ofrecer la mejor alternativa en cada caso, en función de las motivaciones y necesidades de cada paciente.

Estudio de Necesidades:

Prótesis

Existen diversos tipos de prótesis dentales, y cada una de ellas serán las indicadas según las necesidades del paciente.

En ocasiones existen más de una solución protésica para un mismo paciente, en cuyo caso el odontólogo deberá explicar las ventajas e inconvenientes de unas prótesis sobre otras, para que finalmente sea el paciente quien, aconsejado, elija, tal vez por salud, comodidad, eficacia o incluso por precio, pues estos son algunos de los factores a tener en cuenta.

Prótesis Fija, Removible y Combinada:

El término dentadura postiza es tal vez el más conocido, en ocasiones usado para todo tipo de prótesis, aunque la utilización de este término es en realidad un error. Cuando la propia boca es la que limita el tratamiento prostodóntico, el tipo de prótesis a utilizar será el que indique el odontólogo.

Clasificación de las prótesis:

    • Fija o no removible: Son aquellas que bien por cementado o atornillado, sólo puede colocar y retirar el odontólogo.
    • Removible: Son aquellas que el paciente puede retirar de la boca y volver a colocar por sí mismo: Prótesis removible de resina, prótesis removible metálica o esquelética, ortodoncia removible.
    • Combinada: Constan de una parte que va fija en la boca y otra que el paciente puede retirar y colocar.

Estética Bucal:

    Cuando se habla de estética en este campo, puede aparecer el error de relacionar lo mejor y más bello con lo más perfecto, dentaduras blancas, dientes alineados a la perfección y sin ningún tipo de desgaste, etc., no obstante, el objetivo protésico será conseguir una dentadura de aspecto estético y natural, teniendo en cuenta la edad y sexo del paciente, su morfología facial, tamaño de la cara y la propia dentadura del paciente.

    Los dientes deberán colocarse del mismo color y forma que las piezas naturales, sobre todo si el paciente conserva parcialmente su dentadura. Estéticamente, una dentadura completa y sana es importante, sin embargo, las prótesis no se limitan a restaurar las dentaduras, sino que también restauran la función masticatoria, dimensión vertical de la boca y el aspecto global de la cara.

      Composturas:

        La sola funcionalidad de la prótesis ya significa calidad de vida y por tanto salud para el paciente, pero además de esto, otro objetivo fundamental es evitar que el resto de las estructuras dentarias del aparato masticatorio sufran deterioros, puesto que las prótesis reparan incluso la dimensión vertical de la boca, evitando así mal posiciones articulares que tendrían efectos muy dispares.

        Cuando una boca carece de la totalidad o parcialidad de las piezas dentarias, las diferentes estructuras que componen dicha cavidad oral se van adaptando a la nueva situación, lo que producirá posibles situaciones inadecuadas para la salud de los dientes o para la salud oral en general.